METODOLOGÍAS

PARA MEJORES AUDITORÍAS


Metodología Octave


La metodología Octave es una evaluación que se basa en riesgos y planeación técnica de seguridad computacional. Es un proceso interno de la organización, significa que las personas de la empresa tienen la responsabilidad de establecer la estrategia de seguridad una vez que se realice dicha evaluación, y es precisamente lo interesante de esta metodología que la evaluación se basa en el conocimiento del personal de la empresa para capturar el estado actual de la seguridad. De esta manera es más fácil determinar los riesgos críticos.


A diferencia de las evaluaciones típicas enfocadas en la tecnología, OCTAVE está dirigida a riesgos organizacionales y está enfocada en temas estratégicos relacionados con la práctica, es flexible y puede aplicarse a la medida para la mayoría de las organizaciones.


En esta revisión es necesario que las empresas manejen el proceso de la evaluación y tomen las decisiones para proteger la información. El equipo de análisis, integrado por personas de los departamentos de TI, de negocios, etc, lleva a cabo la evaluación, debido a que todas las perspectivas son cruciales para controlar los riesgos de seguridad computacional.


Metodología Magerit


Magerit - Metodología de Análisis y Gestión de Riesgos de los Sistemas de Información

La metodología Magerit fue desarrollada en España debido al rápido crecimiento de las tecnologías de información con la finalidad de hacerle frente a los diversos riesgos relacionados con la seguridad informática.

La CSAE (Consejo Superior de Administración Electrónica) promueve la utilización de esta metodología como respuesta a la creciente dependencia de las empresas para lograr sus objetivos de servicio.


“Las fases que contempla el modelo MAGERIT son:

Planificación del Proyecto.- establece el marco general de referencia para el proyecto.

Análisis de Riesgos.- permite determinar cómo es, cuánto vale y cómo están protegidos los activos.

Gestión de Riesgos.- permite la selección e implantación de salvaguardas para conocer, prevenir, impedir, reducir o controlar los riesgos identificados”.


Al aplicar esta metodología se conocerá el nivel de riesgo actual de los activos, y por lo tanto se podrá mejorar las aplicaciones de salvaguardas y se podrá conocer el riesgo reducido o residual.


La razón de ser de MAGERIT está directamente relacionada con la generalización del uso de los medios electrónicos, informáticos y telemáticos, que supone unos beneficios evidentes para los ciudadanos, pero que también da lugar a ciertos riesgos que deben minimizarse con medidas de seguridad que garanticen la autenticación, confidencialidad, integridad y disponibilidad de los sistemas de información y generan confianza cuando se utilicen tales medios.